23 diciembre, 2012

Lepismas

A los amantes de los animales prehistóricos nos encanta descubrir que, aunque no se trate de un dinosaurio, podemos ver un diminuto animal prehistórico aún vivo, y que no ha cambiado en 400 millones de años, y lo mejor de todo es que posiblemente tengamos algunos por casa.


Estos animales se llaman Lepismas, conocido comúnmente como pececillo de plata, llevan tanto tiempo en La Tierra que vieron aparecer y desaparecer a los trilobites y al conocido T-Rex y a todos nuestros antepasados.

Mide alrededor de 1 centímetro sin incluir sus extremidades, y su brillo metálico se debe a sus escamas plateadas, que aparecen después de su tercera muda. Vive en lugares húmedos y oscuros, habitualmente en edificios viejos o entre papeles y libros de las casas.


Se alimentan de hidratos de carbono y pueden digerir la celulosa, perforar ropa, azúcar, el pelo, la suciedad y el moho, otros insectos muertos e incluso su propia piel mudada y también ácaros.

Al igual que otros insectos, es capaz de interrumpir su actividad vital durante varios meses si el alimento escasea sin sufrir ningún daño, y es capaz de vivir hasta 8 años de edad, una edad muy longeva tratándose de un insecto.


Personalmente pienso que este animal es un privilegio que siga entre nosotros y poder observar una parte del pasado de La Tierra pero en nuestros días. Es totalmente inofensivo para el hombre y ver como huyen de la luz hacia esquinas es muy gracioso.

Probablemente ha sido así, escondiéndose, como han sobrevivido a tantos depredadores, cambios climáticos y tantas catástrofes. Así que la próxima vez que veas uno y vayas a pisarlo piensa en el largo viaje que ha hecho este animal prehistórico para estar entre nosotros.

Fuente: Taringa.net

No hay comentarios:

Publicar un comentario